Historia viva del deporte español

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Son dos iconos del deporte español. Jennifer Pareja y Gemma Mengual representan lo que todas las jóvenes que empiezan a practicar un deporte quieren llegar a ser. Durante su larga y exitosa carrera deportiva las dos catalanas lo ganaron todo. Medallas, títulos individuales y de equipo, y miles de reconocimientos públicos cuelgan en las vitrinas de dos mujeres que fueron, son y serán un ejemplo para el deporte español. Y serlo cuando estás en activo es algo que consiguen muy pocos deportistas, pero mantenerlo cuando llevas varios años retirado es algo que está sólo al alcance de unos privilegiados. Son Jennifer Pareja y Gemma Mengual, dos mujeres que elevaron hasta lo más alto al waterpolo y a la natación sincronizada española.

 

Sólo quedan tres meses para que comiencen los tan esperados Juegos Olímpicos de Tokio. Una cita tan deseada como ilusionante para el deporte español y mundial. Es un momento en el que los afortunados que representarán a su país están centrados de lleno en ultimar detalles que les permitan alcanzar su objetivo. Para unos, Tokio será su primera cita olímpica. Otros, ya tuvieron la suerte de alcanzar ese sueño en Río o en los Juegos Olímpicos anteriores. Y para los más afortunados Tokio será la excusa perfecta para recordar algunos de los mejores momentos vividos años atrás.

 

En este grupo de privilegiados están nuestras dos protagonistas: Jennifer Pareja y Gemma Mengual. Dos deportistas sin las que sería imposible explicar los innumerables éxitos logrados por el deporte acuático español en los últimos veinte años. Son dos voces autorizadas para analizar cómo se presentan los Juegos Olímpicos de Tokio para la delegación española. Pareja tocó el cielo con la plata en Londres 2012, sin olvidar que en su extenso palmarés destacan los oros en el Mundial de Barcelona en 2013 y en el Europeo de Budapest en 2014. Además, la mejor jugadora de waterpolo de la historia de España fue elegida también mejor jugadora del mundo en 2013. Mengual lo fue y lo es todo en la natación sincronizada: cuatro citas olímpicas, dos medallas de plata en Pekín 2008, Mundiales, Europeos y sobre todo, un ejemplo a seguir.

 

Dos deportistas ex ADO que analizan el momento del deporte olímpico español: “Los últimos meses teníamos todos muchas ganas de que llegara el primer día. Teníamos nervios, pasábamos noches sin dormir, cansancio, emoción… En todo el ciclo olímpico pasan muchas cosas, pero sobre todo el último año es muy intenso”, asegura Gemma Mengual. Jennifer Pareja tuvo la suerte de ser olímpica en Londres. Allí, la deportista de Olot se colgó una plata histórica para el waterpolo femenino español: “El recuerdo es mágico. Antes de ir preguntas a la gente que ya ha estado. Es cumplir el sueño que siempre has tenido. Es lo más grande que te puede dar el deporte. Sin olvidar el Mundial, para mí es el mejor recuerdo de todo lo que he vivido. Recuerdo cuando bajamos del autobús a la villa. Ver que estás allí, que no hay marcha atrás… es algo mágico. Me acuerdo del debut contra China. La piscina estaba llena. Miraba por el agujero de la puerta y no me lo creía”.

 

Es imposible analizar la historia de la sincronizada española sin colocar a Gemma Mengual en el sitio que realmente merece. La doble medallista en Pekín 2008 marcó una época que duró muchos años y ahora, desde fuera de la piscina, está convencida de que los éxitos seguirán llegando: “Yo veo bien el presente. Es verdad que hubo una época muy buena, con un ciclo largo de un equipo que estuvo muchos años peleando y soñando con las medallas. Al haber un cambio generacional casi absoluto tienes que volver un poco a remar. Pero lo bueno es que hay un equipo que lo tiene muy claro. Son muy aplicadas y disciplinadas. Se esfuerzan mucho y tienen mucho talento. Y lo más importante, tienen ilusión. Están entre las mejores del mundo. Las diferencias son pequeñas y espero que lo consigan. Siempre he pensado que si lo ves imposible no vas a conseguir tus objetivos. ¿Por qué no van a lograr una medalla?

 

Jennifer Pareja, ahora asesora del presidente del CSD, conoce bien cómo está el deporte español y a qué puede aspirar en Tokio: “Podemos aspirar a todo y a números muy altos de medallas. Se está trabajando muy bien desde todas las Instituciones a pesar de que es un año complicado. Los deportistas que mejor hayan sabido gestionar esta etapa tendrán mucho ganado. Pero los españoles hemos demostrado que en las grandes citas nos crecemos, y una vez más seguro que va a ser así”.

 

Pero dos deportistas del nivel de Gemma Mengual y Jennifer Pareja saben bien que del éxito al fracaso, muchas veces, sólo hay un mínimo detalle: “Siempre nos fijamos en las medallas, pero tenemos que mirar atrás y ver esas posiciones que no son medalla, pero están muy cerca. Yo estuve en la selección dieciséis años y hubo tres que fueron visiblemente buenos. Creo que esa es la clave. Se necesitan muchos años de no aparecer en las finales para después recoger los éxitos. Pero no olvidemos que los éxitos los hacemos todos”, asegura Pareja. Para Mengual “nuestro deporte es subjetivo. Para conseguir un buen resultado tienes que trabajarlo mucho y demostrarlo muchas veces. Nunca es de un día para otro”.

 

Algo que también han tenido en común las dos deportistas fue el Plan ADO. Durante sus años en activo ambas recibieron la beca que les permitió estar centradas sólo en su preparación deportiva y guardan un gran recuerdo: “ADO lo supuso todo. Cuando dedicas toda tu vida a entrenar y a luchar por la natación sincronizada si no tienes una ayuda así, tienes que decidir. Para nosotras fue básico y algo primordial. Nos ayudó mucho para poder darlo todo”. “Nosotras nos hemos mantenido gracias al Plan ADO. Nos pudimos dedicar exclusivamente al waterpolo gracias a las ayudas del Plan y también de los clubes, pero al final lo que realmente nos mantenía y nos permitía dedicarnos 100% era ADO. Estas ayudas son básicas en deportes como el nuestro y es fundamental que se siga con el Plan. Ahora se está trabajando para darle ese impulso que posiblemente ha perdido en los últimos años, pero que es clave para deportes mal llamados minoritarios. ADO me permitió vivir del waterpolo”.