LOS DEPORTISTAS ESPAÑOLES DE TOKYO 2020 RECIBEN SU HOMENAJE EN EL CSD

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside el acto de homenaje a los Deportistas Españoles, Olímpicos y Paralímpicos, tras sus éxitos en los Juegos de Tokyo, donde han logrado para España 53 medallas y 173 diplomas.

En el homenaje han participado Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Franco, secretario de Estado para el Deporte y presidente del CSD, Alejandro Blanco, presidente del COE y Miguel Carballeda, presidente del CPE. Además, como representantes de los deportistas de los Equipos Olímpico y Paralímpico han participado Sandra Sánchez, karateka y oro olímpica, y Susana Rodríguez, triatleta paralímpica y también oro en Tokio 2020.

Pedro Sánchez reconoció el papel de los deportistas en los Juegos, destacando que “el equipo paralímpico y olímpico ha llevado a los mejores representantes para España en los Juegos” y que, “a pesar de la gran incertidumbre acerca de las condiciones de celebración de los Juegos, los deportistas han superado expectativas”. El presidente ha destacado además que “la inversión en deporte ha crecido un 400% con respecto a años anteriores y que, entre 2019 y 2023, ascenderá a 1.000 millones de euros, una inversión sin precedentes que seguro tendrá su reflejo en los futuros éxitos de nuestros deportistas”.

Por su parte, José Manuel Franco destacó: “en estos Juegos he descubierto lo poco o nada que sabía acerca de la dimensión humana de los deportistas. Lo resumo en tres valores: abnegación, humildad y tesón”, y ha recogido varios ejemplos como el de Adriana Cerezo o Marta Fernández, con quienes ha compartido vivencias durante los Juegos. Además, explicó que «El deporte no es un gasto, es una inversión que no sería suficiente sin la labor de los deportistas, entrenadores, personal médico, empresas públicas y privadas, en definitiva, de toda la familia del deporte español».

Alejandro Blanco felicitó a los deportistas con las siguientes palabras: “Con vuestros éxitos demostráis la grandeza del deporte en España y quiero agradeceros vuestro esfuerzo, pero también el de las familias, entrenadores, clubes, así como el de nuestro Gobierno, que sigue apostando por nosotros”.

Miguel Carballeda, en su intervención, quiso dedicar las medallas conseguidas a “todas esas personas y familias que han perdido a sus seres queridos o lo han pasado mal este año, y también a los 4 millones de personas con discapacidad que hay en nuestro país, porque somos muy capaces y nos lo merecemos”.

El Acto, que tuvo lugar en la pista de Atletismo del Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes en Madrid, fue el escenario elegido para la Clausura del ciclo Olímpico y Paralímpico de Tokyo 2020, así como el inicio del Camino hacia París 2024.

 

 

Balance Tokio 2020: el 55% de nuestros deportistas están entre los 8 mejores del mundo

medallas tokio españa

El Equipo Olímpico Español obtiene en Tokio 2020 un total de 17 medallas, 3 oros, 8 platas, 6 bronces y 42 diplomas.

La actuación española en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 consigue alcanzar un nivel similar al de hace cinco años en Río de Janeiro y en 2012 en Londres.
El número de medallas ha sido el mismo que en Río, pero se han conseguido un mayor número de diplomas. De las 17 medallas, diez las han conquistado hombres, seis han llegado por parte del deporte femenino y una se ha conseguido en modalidad mixta. Los deportes de equipo han sumado tres metales, las disciplinas debutantes en los Juegos han dado cuatro medallas y las
modalidades de agua han aportado otras seis.

Asimismo, los deportistas españoles han logrado un total de 42 diplomas, reconocimiento que reciben los atletas que finalizan entre el cuarto y el octavo puesto. De ese total, ocho han llegado de cuartos puestos que se han quedado a un suspiro de la gloria olímpica.

En su balance Alejandro Blanco, presidente del COE y presidente de ADO, destacaba que “Hemos traído a 322 deportistas y nos vamos con 17 medallas y 42 diplomas, entre ellos ocho cuartos puestos. La valoración es que 115 deportistas de deporte de equipo han sido finalistas y 64 de deportes individuales, lo que da un total de 179 finalistas. El 55,59% de nuestros deportistas están entre los 8 mejores del mundo. Es un dato muy significativo”

“Tenemos que valorar y sentirnos orgullosos de lo que han hecho nuestros deportistas por encima de los resultados. Es la culminación de un proceso que no ha sido fácil. El mantener el nivel deportivo y aumentar el número de clasificados es un éxito”, ha afirmado.

José Manuel Franco, presidente del Consejo Superior de Deportes y presidente de ADO, por su parte, también ha hecho una valoración muy positiva de la actuación de los deportistas españoles en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. En declaraciones a RTVE y RNE “Mas allá de las medallas hay que valorar el enorme mérito que tiene un deportista que participa en los JJ.OO y hay que destacar el número de diplomas y de finalistas” afirma nuestro Presidente, que ha dicho sentirse satisfecho de los resultados, sobre todo teniendo en cuenta la condiciones en
la que los deportistas se han preparado para esta cita olímpica. Del mismo modo ha reconocido y agradecido el apoyo que las empresas y patrocinadores de ADO han supuesto para que los deportistas españoles hayan podido cumplir su sueño olímpico y hacernos a todos sentir orgullosos de sus éxitos.

Y pensando ya en los retos que nos va a traer un nuevo Ciclo Olímpico de Paris 2024 para los deportistas y para ADO, “Tenemos que ponernos ya a trabajar de cara a los Juegos de París y Los Ángeles. El Gobierno está haciendo un esfuerzo brutal en la inversión en deporte”, ha admitido José Manuel Franco.

 

“Te lo prometo”: Las siete claves detrás de la medalla de Oro de Alberto Ginés

Alberto Gines Medalla

Llegar hasta el oro olímpico ha sido como encadenar una vía de máxima dificultad: Fuerza, templanza, estrategia, sortear dificultades, escoger la mejor opción y no rendirse hasta llegar a lo más alto.

David Macià y Alberto Ginés han construido con el paso de los años una fuerte cordada que gracias al talento y esfuerzo de Alberto y saber hacer y trayectoria de Macià se ha colgado, contra todo pronóstico, la primera medalla de oro de la historia de la escalada.

El 5 de agosto pudimos ver la consecución de algo más que un sueño. Algo que parecía imposible de ver en Tokyo 2020. ¿Cómo lo han conseguido? ¿Por qué era tan difícil llegar hasta aquí?

David Macià, Seleccionador nacional y entrenador de Alberto Ginés y Lluís Giner, director técnico de la federación, nos explican los detalles de esta larga y dura “ascensión” y nos dan las claves para entender la consecución de esta medalla de oro y todos los detalles para ponerla en valor.

1. DETECCIÓN DE TALENTO Y VISIÓN:

 David Macià: “El camino hacia Tokio de Alberto se inicio en agosto del 2013. Su padre me lo trajo a un camping donde estábamos y me preguntó si lo podría entrenar. Lo inicié entonces en el mundo de las competiciones internacionales que por aquel entonces eran sub14. Fue a partir de 2017, cuando empezamos a poder participar en la Copa de Europa, cuando empecé a vislumbrar que este chico podía ser olímpico, sobretodo de cara a Paris 2024. Empezamos a trabajar en el bloque, aunque Alberto era bastante reacio a ello. Más tarde ya en 2018, cuando entró en la final de la primera Copa del Mundo absoluta – en modalidad dificultad – en Arco ya pensé que la cosa podía ir realmente en serio

2.UN OBJETIVO, UN SUEÑO: LOS JUEGOS OLÍMPICOS.David Macià: A partir del 1 de enero de 2019 cuando entro a formar parte de la plantilla de FEDME como seleccionador español, puse sobre la mesa la propuesta de los JJOO para que los escaladores y escaladoras que pudieran ser susceptibles de clasificarse para los Juegos, entre ellos Alberto,  fueran a las pruebas y competiciones pertinentes.

 En el caso concreto de Alberto, las primeras rondas, Campeonato del Mundo 2019 en Hachioji, no nos fue muy bien, pero trabajamos muy duro, sobretodo a nivel mental y en la segunda fase, en Toulouse conseguimos clasificar a Alberto para los JJOO. A partir de ahí reanudamos los entrenamientos en enero / febrero de 2020 pero… llego la pandemia.

3. SUPERAR OBSTÁCULOS Y MÁS OBSTACULOS:Lluís Giner: El camino hasta Tokio ha sido muy largo, difícil e incierto para nosotros porque desde que la escalada se proclamó olímpica, en agosto 2016, el formato de competición era nuevo, para todos los países con la dificultad añadida de no tener instalaciones suficientes para poder enfrentarnos a este formato de competición. Aun así, arrancamos con la ilusión que nos caracteriza y empezamos a entrenar fuerte con la selección española de ese momento, pero nos encontramos con un inconveniente: nos quedamos sin equipo técnico al completo a finales de 2018.  

Tuvimos que arrancar con un nuevo equipo en 2019, con David Macià al frente y reestructurando completamente el área poniendo como objetivo prioritario poder clasificar un a deportista para los Juegos Olímpicos, sabíamos que era muy difícil, pero lo intentamos y pusimos toda la carne en el asador y contra todo pronostico y gracias al talento que es Alberto pudo conseguir una plaza para los juegos a finales de noviembre de 2019. Eso fue un gran éxito porque no se explicaba qué pudiéramos conseguirlo por delante de otros países mucho más desarrollados en este ámbito.

A partir de ese momento aparecieron un sinfín de dificultades como la pandemia que nos rompió por completo toda la rutina, toda la planificación, todos las concentraciones y las competiciones. Todo en absoluto. Todo el mundo ha estado así, pero nosotros si cabe algo peor porque no hemos tenido infraestructuras para enfrentar el reto.

David Macià: Con la pandemia nos quedamos en casa, en junio Alberto había perdido el nivel de forma, no habíamos podido entrenar y salimos entonces en un tímido viaje de un mes por Europa que acabó con la competición de Briançon, en la que Alberto no entró en finales en una World Cup descafeinada.

Desde entonces, rocódromos cerrados, imposibilidad de ir fuera a entrenar, imposibilidad de viajar, franjas horarias de entreno, con 1,45 para entrenar. Fue muy muy muy muy difícil. Y hay que añadir que la oferta que hay de rocódromos en nuestro país es de uso comercial y no se adaptan a las necesidades de los deportistas de alto nivel.


4. 
ENTRENAMIENTO, ENTRENAMIENTO, ENTRENAMIENTO:

 David Macià: Tras ganar en Arco, sobre 2018, ya habíamos empezado a trabajar en la velocidad. Antes de esto solo nos veíamos en periodos vacacionales y entrenábamos a distancia, pero cada vez nos empezamos a ver con más frecuencia, su familia lo traía cada quince días a Barcelona, lo iba a buscar al AVE y entrenaba junto a mis hijos, de ahí, dimos el salto al CAR de Sant Cugat gracias a una beca.

Ya en el CAR de Sant Cugat yo estaba mucho más cerca y podíamos entrenar presencialmente 3 o 4 veces por semana.

A principios de 2021 (tras la pandemia) retomamos las concentraciones. Fuimos primera concentración internacional a la que nos invita el equipo francés y rinden mucho mejor que nosotros y entonces empezamos a hacer funcionar la máquina a todo gas.  

Con todo lo que podemos, con todos los recursos, la última recta a partir de mayo, decidimos ir a todas las competiciones que encontremos por el camino… bloque, dificultad y velocidad, con el objetivo de poder entrenar, de poder competir y añadimos a esto las concentraciones, lo que nos lleva a realizar unos 70 días de entrenamiento intensivo con pausas  de algún día para poder descansar.


5. ESTRATEGIA COMPETITIVA:
 David Macià: Estratégicamente apostamos por la modalidad de velocidad.  Teníamos que poner en valor todo el trabajo hecho con los velocistas, los técnicos Erik Noya e Isaac Estévez, y también con el preparador físico Jordi Catalán que ha sido vital. Sabíamos que el bloque era nuestra oveja negra y así fue. Pero sabíamos que si lo hacíamos bien en dos de las disciplinas teníamos opciones. Y de esta manera conseguimos clasificarnos para la final.La final la íbamos a disfrutar, apretado los dientes hasta el final e hicimos la misma estrategia. Salimos a calentar bien en la velocidad, pero es verdad que Alberto ese día llegó muy mal de nervios y de piel, mal de ánimo, cabizbajo y tuvimos mucho trabajo para sacarlo adelante. Yo le decía: “Alberto te queda un metro, un metro para sacar adelante todo el trabajo de estos años. Salimos hacemos lo que podemos”. Y con esto salimos y en la final todo se precipitó. La salida en falso del primer atleta de velocidad, que salía bajo presión porque sabía que Alberto tenía una marca muy parecida a la suya, Colin Duffy. Eso ayudó a que Alberto pudiera correr por debajo de su nivel con el objetivo de no fallar. Esto nos hizo ganar en un mano a mano bastante más caro de lo que esperábamos con Ondra, sufriendo porque Ondra empezó a batir su marca personal.Finalmente nos enfrentamos al gran Tomoa que incluso tiene un paso en la vía que inventó el propio Tomoa, es suyo.  La consigna era clara: “No hagas marca personal, no vayas a reventar nada y si Tomoa falla pues mira, y sino pues haremos un segundo puesto” y Tomoa falló, al parecer en su propio movimiento. Eso nos dio opciones para ponernos en primera posición. A partir de ahí sabíamos que nos tocaría sufrir mucho y que Alberto tenia que mantener la moral muy alta para llegar a la cuerda en condiciones, el primer bloque era relativamente asequible pero no lo conseguimos. Los otros dos, con opciones poco claras.

La estrategia aquí era que no le influyera para poder hacer la cuerda en el máximo potencial. La consigna en cuerda fue “prefiero que perdamos una medalla en la final olímpica a que escales sin soltarte el pelo, que no parezca que te hayas tragado una escoba, escala, arriesga lo que necesitesAlberto me lo prometes? A lo que Alberto contesto: “David te lo prometo.” Aunque no fue su mejor rendimiento, fue suficiente como par clasificarse como el primer campeón olímpico en escalada deportiva cosa que me llena de orgullo.

Lluís Giner: Trabajamos muy duro desde el 1 de enero de 2021 para obtener un buen resultado deportivo. Para nosotros un buen resultado era estar en las finales. De los 20 clasificados, estar entre los 8 mejores. Este era el objetivo. El martes 3 de agosto lo conseguimos y estábamos felices por haber cumplido el objetivo. En ese momento entramos en la final y todo era posible. Teníamos que creer en el alto rendimiento de Alberto. En su capacidad, en su talento y en su motivación y hemos jugado las mejores bazas. En la velocidad el equipo puso especial énfasis en no fallar. No solamente gana el que más rápido sube sino el que menos falla. Y en la final olímpica se ha visto. Alberto ha sido el que menos ha fallado y por tanto es el que ha ganado. Tras la velocidad fluyo. El oro no era esperado, pero es totalmente merecido por su capacidad, su motivación, y por todo lo que supone este chico de 18 años ahora mismo en nuestra federación y en nuestro país.

6. TEMPLANZA Y GRATITUD:David Macià: “Si Alberto y yo tuviéramos que escoger una palabra para hablar del día de la competición final creo que seria PAZ. No estábamos nada nerviosos, sabíamos lo que habíamos conseguido clasificándonos aquí. Estábamos valorando al máximo el hecho de estar en la Villa Olímpica el hecho de estar rodeados de los ídolos del planeta, era increíble estar aquí y con ese discurso nos fuimos a competir.

7. AUNAR ESFUERZOS Y LA IMPORTANCIA DE LA FAMILIA:Lluís Giner: El éxito se debe a tu talento deportivo, es un fenómeno, pero hay que poner en valor la familia de Alberto Ginés. El apoyo incondicional que su familia le dado desde el principio, con su padre escalador que le inicio en este deporte, por supuesto la FEXME, la federación extremeña,  y su programa de tecnificación con el que Alberto también pudo crecer. También hay que tener en cuenta las manos de David Macià, su preparador y seleccionador, saber conducir a Alberto, eso es fundamental, sin técnicos no ha deportistas, no hay consecución deportiva. Y por tanto David también se le debe parte de esta medalla y por supuesto al CSD en materia de alto nivel y como no del COE con la que gracias a la Beca Podium Alberto Pudo tener ese arranque y ayuda.  Y por supuesto que la FEDME ha creído en este proyecto.

El K4 500 proporciona al piragüismo español la tercera medalla de plata en los JJOO de Tokio

El subcampeonato olímpico logrado por el K4 500, integrado por Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, ha proporcionado al piragüismo español la tercera medalla de plata en los JJOO de Tokio, de tal forma que cierra su participación convertido en el deporte español con más preseas.

El cuarteto español completó una final estupenda desde el principio hasta el final, dominando la carrera durante una gran parte de la misma, sin embargo, el equipo alemán logró imponerse en los metros finales con un tiempo final de 1:22.219, mientras que España marcó un crono de 1:22.445. Eslovaquia fue tercera.

Antes de eso, los cuatro deportistas ya demostraron que estaban capacitados para todos en la semifinal, disputada una hora y media antes y en la que España y Alemania ya demostraron su favoritismo puesto que cada una de estas selecciones se llevaron el triunfo en las dos semifinales.

Tras abandonar orgullosos el agua posaron con los miembros del Comité Olímpico Español y del Gobierno que acudieron a presenciar la gran final. Entre ellos estaba el presidente de la RFEP, Pedro Pablo Barrios; el presidente del COE, Alejandro Blanco; el Ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta y el director general del CSD, Albert Soler.

Los palistas se mostraron felices y orgullosos de esta medalla de plata y especialmente exultante se mostró un Saúl Craviotto que se convierte en el deportista olímpico español más laureado de la historia con cinco medallas (2 oros, 2 platas y 1 bronce), las mismas que el canoísta David Cal.

“Somos un equipo increíble, no solo este K4; tenemos la suerte de disfrutar de una selección con un gran nivel, que hemos conseguido seguir sumando medallas para nuestro país”. Además, sobre el hecho de haber igualado el número de medallas de David Cal, se refirió a él como “un deportista absolutamente excepcional y un ejemplo del que el piragüismo se siente muy orgulloso”.

Carlos Arévalo, por su parte, declaró que la palabra que mejor define todo esto es “alegría. Creo que hemos estado dominando la carrera bastante rato. Ha sido al final cuando se nos han ido, pero bueno, lo hemos dado todo y estamos muy contentos”, reflexionaba.

“Nuestro plan era ganar la carrera, hacer nuestra regata, olvidarnos del resto y dar el 100%. Es lo que hemos hecho pero no hemos podido ganar. En el deporte, unas veces se gana y otras se pierde. Es así”.

El balear Marcus Cooper Walz, que sumó su segunda medalla olímpica en este K4, también se mostró “contento” después de la final. “Es una plata que sabe a oro. Nos ganaron por una diferencia muy pequeña los increíbles alemanes, se lo merecen”, declaraba.

“Como equipo estamos muy unidos; hemos compartido muchas cosas juntos, muchos momentos y muchos entrenamientos diarios. Saúl es nuestro capitán, es un gran honor estar con él, ser su amigo, entrenar con él y estar en su misma embarcación. Ahora tiene cinco medallas olímpicas, es espectacular”, explica sobre el hito de su compañero Craviotto.

Rodrigo Germade valoró de forma similar el resultado de la prueba, pero también hizo referencia a los entrenamientos durante la pandemia. “Tuvimos que adaptarnos mucho en el confinamiento. La pandemia en España al principio fue muy dura  y tuvimos que intentar sacar entrenamientos en casa como pudimos”, iba contando.

“Fue duro porque se perdió mucho la forma. Luego, cuando pudimos salir de casa intentamos recuperarla lo más rápido posible. Conseguimos hacer un grupo burbuja y estar aislados para no coger el virus. Pero ha sido un proceso complicado”.

Pedro Pablo Barrios, presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, quiso felicitar a todo el equipo por el desempeño puesto en Tokio. “El resumen de estos Juegos tan complicados para todos no puede ser más favorable”, ha contado poco después de que nuestros palistas terminasen la competición.

“Hemos conseguido 3 medallas de plata, 7 diplomas y todos los deportistas que han participación se han ganado nuestra más absoluta admiración”, ha seguido contando, orgulloso de lo visto durante todos estos días.

“Esto no es fácil, aquí viene todo el mundo a ganar y nosotros hemos conseguido unos grandes resultados. Somos el deporte español con más medallas en estos Juegos. Felicidades a todos, somos un gran equipo”.

No hay que olvidar que el piragüismo español sale de los Juegos con las tres platas obtenidas por el K4 500, por Maialen Chourraut y por Teresa Portela, tres preseas que se suman a las 16 anteriores, dejando a este deporte como el segundo más laureado por detrás de la vela.

La cosecha se inauguró en Montreal 76 con una medalla de plata en K4 1.000 (Herminio Menéndez, José María Esteban Celorrio, José Ramón López Díaz-Flor y Luis Gregorio Ramos Misioné); a la que siguieron en Moscú 80 la plata en K2 500 (Herminio Menéndez y Guillermo del Riego) y bronce en K2 1.000 (Herminio Menéndez y Luis Gregorio Ramos Misioné); en Los Ángeles 84 bronce en C2 500 (Narciso Suárez y Enrique Míguez); en Atenas 2004 oro en C1 1.000 (David Cal) y plata en C1 500 (David Cal); y en Pekín 2008 oro en K2 500 (Saúl Craviotto-Carlos Pérez Rial) y dos platas en C1 1000 y C1 500 (David Cal).
A continuación ganaron 3 en Londres 2012 con 2 preseas de plata en C1 1000 (David Cal) y K1 200 (Saúl Craviotto) y un bronce en eslalon K1 (Maialen Chourraut); y 4 en Río 2016 con 3 oros: K1 1000 (Marcus Cooper Walz); K2 200 (Saúl Craviotto-Cristian Toro) y eslalon K1 (Maialen Chourraut), y bronce en K1 200 (Saúl Craviotto).

Xammar y Rodríguez firman un nuevo bronce en Tokio 2020

xianmar y nico rodriguez medalla

Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez, en 470 Masculino, y Joan Cardona, en Finn, protagonistas de las medallas nacionales en vela

Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez despiden los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por la puerta grande colgándose el bronce en 470 Masculino, presea que se suma a la lograda ayer por Joan Cardona, en la clase Finn. La actuación española se cierra así en estos Juegos con dos medallas de bronce y tres Diplomas Olímpicos (49er, 49er FX y Nacra 17).

Tras la trepidante jornada de ayer, el calendario olímpico de vela llegaba hoy a su fin con la disputa de las Medal Race de las clases 470 Masculino y Femenino. La atención española se centraba en la tripulación de Jordi Xammar y Nicolás Rodríguez para saldar con medalla el paso de la flota española por Enoshima.

Sin alardes, la bahía de Sagami nos decía adiós con el viento justo, el justo para hacer sudar a las tripulaciones cada una de las posiciones definitivas. Con el oro adjudicado a los australianos Belcher y Ryan, Xammar y Rodríguez peleaban por la plata con los suecos Dahlberg y Bergstrom, sin perder de vista a neozelandeses y británicos para asegurar el bronce.

Esta mañana, Jordi Xammar se decía a sí mismo: “hazlo como quieras, pero vuelve con una medalla”. Y así lo hicieron.

En una regata apretada, bonita, en la que todos han peleado sus puestos, el catalán Jordi Xammar y el gallego Nicolás Rodríguez han sabido jugar sus cartas, sin riesgos y con constancia, para cruzar la línea de llegada en quinta posición y celebrar como merece ese preciado metal.

Jordi Xammar: “ha sido una regata como toda la campaña: sufrir, sabiendo que las cosas se pueden complicar, pero creyendo en nosotros mismos y luchando hasta el final. Y al final hemos podido ganar esta medalla”.

Una medalla que, que como dice Nico Rodríguez, “sabe a gloria. A trabajo bien hecho. Hemos sufrido pero al final los sueños se hacen realidad”.

La tripulación del 470 Masculino cierra así el paso de la vela española por los Juegos Olímpicos de Tokio con un saldo positivo de dos medallas de bronce (Finn y 470 M) y tres Diplomas Olímpicos (49er FX, 49er y Nacra 17) el premio a cinco años de esfuerzo. Cinco años muy duros en los que nuestros deportistas han superado mucho más que una preparación olímpica.

El primero en hacer balance era Javier Sanz, presidente de la Real Federación Española de Vela: “Han sido unos Juegos Olímpicos muy emocionantes de principio a fin. Todo el equipo español ha demostrado un altísimo nivel y, sobre todo, nos ha dado una lección de vida: nunca hay que rendirse. Estoy muy orgulloso del trabajo realizado. El equipo vuelve a casa con dos medallas y tres diplomas, unos resultados muy meritorios. Quiero agradecer a los deportistas, entrenadores y equipo pluridisciplinar el esfuerzo sobrehumano que han realizado en esta campaña olímpica. Gracias por hacernos disfrutar de la vela”.

Y siempre en segundo plano, tras los deportistas, un amplio equipo pluridisciplinar y técnico que ha sabido apoyarlos, formarlos, darles la mano y poner cada uno su granito de arena para que el trabajo de estos años brillara como lo ha hecho. Al frente de esta importante trastienda, Santi López-Vázquez, director de preparación olímpica: “El objetivo del equipo olímpico español de vela era recuperar medallas para España en este deporte y eso lo hemos conseguido. Evidentemente traíamos un equipo muy fuerte, con muchísimas aspiraciones y nos hubiese gustado poder conseguir más, pero sabemos la dificultad que conlleva. Han costado mucho, han sido todas muy sufridas y hemos de estar muy satisfechos de todo el trabajo realizado”.

Adriana Cerezo y David Valero, plata y bronce en Tokyo 2020, ya están en casa

adriana cerezo olimpica

Nuestros dos primeros deportistas con medallas en Tokyo 2020 aterrizaron en el aeropuerto de Madrid a las 20.00 horas y fueron recibidos con una calurosa bienvenida por parte de su familia y amigos.

Los medallistas olímpicos Adriana Cerezo (plata en taekwondo) y David Valero (bronce en mountain bike), tras un emotivo recibimiento por su familia y amigos en el aeropuerto de Madrid-Barajas, visitaron la Casa de España en el Comité Olímpico Español donde pudimos recibirles como se merecen tras sus respectivas medallas de plata y bronce.

david valero olimpico

En Casa de España posaron en el photocall de ADO y sus patrocinadores, firmándonos un autógrafo en el cuadro de medallistas de Tokyo 2020.

Ambos deportistas ya forman parte de la familia ADO y tras unas pequeñas vacaciones como es en el caso de David Valero, quien en quince días participará en el Campeonato de Europa y en un mes el Mundial, descansará para pensar en el 2022 que también hay clasificatorio para París. Adriana, competirá en el Europeo sub-21 de taekwondo, ha mostrado su ambición de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024: «Hombre claro, hay que clasificar y hay que hacer lo que sea para clasificar e ir a por la medalla de oro, lo que sea, hay que conseguirlo».

david valero bronce olimpico

Fátima Gálvez y Alberto Fernández oro en tiro al plato por equipos mixto

Fátima Gálvez y Alberto Fernández oro

Medallistas mundiales, medallistas europeos y ahora medallistas olímpicos. Fátima Gálvez y Alberto Fernández han sumado este sábado un nuevo metal a su palmarés particular. Pero no un metal cualquiera.

Los tiradores españoles se han colgado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, demostrando una vez más que forman una dupla perfecta, una dupla de leyenda. La pareja española comenzó un poco dubitativa la final, con cuatro errores en los 10 primeros platos, pero supieron reponerse y llegaron al corte de los 20 con la igualdad en el marcador. Un único error de Fátima en el tercer bloque, sumado a los dos fallos de Gian Marco Berti le permitieron a la pareja española tomar la ventaja en el marcador.

Una ventaja que se mantuvo hasta el final gracias a dos plenos en la cuarta tirada y un nuevo error del representante masculino de San Marino. En los últimos cinco platos, con un punto por encima, las tiradas de ambos equipos fueron iguales, con ocho platos rotos de los diez que quedaban por tirar.

De esta forma, Alberto y Fátima se proclamaban campeones olímpicos con un total de 41 platos rotos, por los 40 de San Marino. La modalidad de trap mixto debutaba en unos Juegos Olímpicos y la pareja española llegaba como una de las grandes favoritas. Una condición que los tiradores españoles avalaron con una ronda clasificatoria casi perfecta en la que rompieron 148 de los 150 platos que tiraron.

Dicha actuación, le sirvió a los representantes nacionales para acceder a la final y asegurarse la medalla de plata. Una medalla que finalmente acabó siendo de oro, el primero de la delegación española en Tokio 2020. Este metal se convierte en el cuarto del Equipo Olímpico Español, tras las dos platas conquistadas por Adriana Cerezo y Maialen Chourraut y el bronce de David Valero.

David Llorente termina décimo en la final olímpica de K1, lastrado por una penalización de 50 segundos

david llorente

El castellano-leonés David Llorente, lastrado por una penalización de 50 segundos, ha terminado hoy en la décima posición en la final de eslalon en K1 en los JJOO 2020 en la clausura de esta especialidad.

Las instalaciones de Kasai, sin público en las gradas como el resto de recintos olímpicos debido a la pandemia por coronavirus, han registrado hoy temperaturas que han rondado los 35 grados, circunstancia que ha endurecido la competición en el exigente canal nipón en el que el segoviano terminó décimo en la final, tras superar la semifinal clasificándose octavo (98.26s) en una llegada en la que evidenció síntomas de mareo, afectado por las altas temperaturas.

Llorente hizo una bajada que le mantenía con esperanzas de meterse en puesto de podio o, al menos, asegurarse el diploma olímpico, pero una revisión tras llegar a meta le sancionó con 50 segundos por una infracción en la puerta 9 que le condenó a la última posición (150.08s). España concluye la competición de eslalon clasificando a sus cuatro deportistas para final, donde Maialen Chourraut logró la medalla de plata; Ander Elosegi y Nuria Vilarrubla, diploma olímpico, y David Llorente, el décimo puesto.

Nuria Vilarrubla logra diploma olímpico al terminar octava en la final femenina de eslalon en C1

La catalana Nuria Vilarrubla ha logrado hoy diploma olímpico en Tokio 2020 al obtener el octavo puesto en la final de eslalon en C1 femenino, cuya prueba forma parte del programa olímpico por primera vez en la historia.

A la espera mañana del cierre de la especialidad de eslalon, con David Llorente en la semifinal de K1, el piragüismo español suma una medalla de plata -Maialen Chourraut en K1-, y dos diplomas -Ander Elosegi y Nuria Vilarrubla, ambos en C1-.

La española lleva asociado su nombre a la historia del eslalon, ella nació en 1992 en la Seu d’Urgell (Lleida), la sede que en los JJOO de Barcelona 92 se convirtió en el primer reciento en acoger las pruebas de eslalon en su incorporación al programa olímpico. Ahora en 2021, 29 años después, en su debut en la competición olímpica, Vilarrubla, subcampeona mundial en C1 por equipos en 2019, ha firmado la octava plaza en la final de C1 con un tiempo de 127.33 segundos, con 4 de penalización cometidos en las puertas 12 y 21.

Accedió a la final tras terminar octava en la semifinal con un crono del 119.99, con 2 de sanción por un toque en la puerta 15. La palista del club Cadí hace una lectura «claramente positiva», que le deja «un regusto un poco agridulce». «He perdido la línea, me ha costado y he estado luchando hasta el final», ha dicho la ilerdense, que recuerda la bajada: «Me sentía bien desde el principio, fluyendo; después ha habido un momento en el que he perdido la línea, me ha costado volver a cogerla y luego ya un final muy luchado. Es balance es positivo». «Después de haber visto competir antes a Maialen y a Ander; tenerles aquí en sus cuartos JJOO, disfrutar del diploma de Ander y de la medalla de Maialen, ha sido inspirador», ha agregado Vilarrubla, «feliz» por formar parte de la primera final de la historia olímpica del C1 femenino. Sobre el proceso de selección vivido junto a la vasca Klara Olazabal para determinar cuál de ellas sería la representante española en Tokio, marcado por los recíprocos elogios entre ambas, ha sostenido: «Nos ha hecho crecer a las dos y también al resto de gente que lo ha visto. Todos queremos estar en las citas olímpicas, para las que es duro el proceso previo y a las que solo una pueda acudir. Sé que Klara ha estado siguiendo los Juegos y espero que lo haya podido disfrutar. Parte de esto también es suyo y lo sabe; deseo que en algún momento ella pueda estar en los JJOO». Vilarrubla es consciente de la intensidad y la emoción con la que su localidad natal, la Seu d’Urgell, vive actual la cita olímpica, 29 años después de que el canal del Parc del Segre acogiera las primera competición olímpica de eslalon con motivo de los JJOO de Barcelona 92.. «Es bonito saber que detrás hay toda esta gente», ha dicho en referencia al seguimiento: «Seguro que están muy contentos. Aquí competimos dos palistas del Cadí, Mónica Doria por Andorra, que se ha quedado a las puertas de la final en la que también merecía estar. Espero que lo hayan disfrutado aunque seguro que también sufrido».

La australiana Jessica Fox, medalla de bronce en K1, se ha proclamado hoy campeona olímpica de C1, su primer oro en JJOO tras ser segunda en Londres y tercera en Río en K1, palmarés al que une 15 medallas mundiales.

Ander Elosegi acaba octavo en C1 y logra diploma olímpico en Tokio 2020

Tokio, 26 julio de 2021.– El español Ander Elosegi ha terminado hoy octavo en la final de C1 en la especialidad de eslalon, que le supone conseguir diploma olímpico en Tokio 2020, con el que suma tres en su carrera deportiva en la que se ha clasificado para las finales de los cuatro JJOO en los que ha participado.

El palista del equipo Santiagotarrak, que accedió a la final después de firmar una semifinal con el tercer mejor crono (103.15 segundos), ha totalizado un tiempo de 106.59 segundos tras una penalización de 2 segundos por cometer un toque en la puerta 6.El campeón podio olímpico en Tokio ha sido el esloveno Benjamin Savcek (98.25), el subcampeón el checo Lukas Rohan (101.96) y medalla de bronce el alemán  Sideris Tasiadis (103.70).

Elosegi, cuarto en Pekín 2008 y en Londres 2012, y octavo en Río, es triple medallista en Campeonatos del Mundo: bronce en C1 por equipos en 2009 y plata en C1 y en C1 por equipos en 2019.Elosegi ha dicho que se va de los JJOO con sensación agridulce:

«Es una pena porque me veía con opciones de algo más y no ha podido ser. Cuando estás en la final siempre aspiras a un poco más y es un pena. La final no ha sido lo que esperaba, no he podido remar a mi nivel. He empezado fallado un poco en la parte de arriba, sabía que aún así podía optar a un buen puesto pero al final me han faltado un poco de fuerzas, y en los 3 o 4 segundos encajados en la parte de abajo me dejaron ya fuera de toda opción».

«Era un recorrido muy difícil en el que había que estar muy atento en todas las partes, y no diría me falta de concentración pero quizás un poco de precisión en algún punto que me ha hecho perder la línea de navegación; he tocado una puerta por un pequeño despiste», ha abundado. Para el palista guipuzcoano quedarse sin medalla, visto tan reciente, le impide en este momento «valorar más positivamente» la obtención de su nuevo diploma olímpico.

«Creo que en futuro valoraré más haber estado en otra final olímpica», ha apuntado Elosegi la cuarta consecutiva.

«Ahora en caliente, tras haber tenido esta oportunidad tan a mano y de haber fallado un poco en la final, es difícil hacer una valoración objetiva, pero creo que con el tiempo lo valorará mucho más».

A sus 33 años, Elosegi ha revelado que ahora solo piensa en «descansar», y después ya verá si el año que viene sigue con la temporada. Ahora no puedo plantearme un ciclo olímpico más de golpe, y si sigo será año a año».

El programa de la competición de eslalon, a la espera de la evolución del tifón que afecta a esta zona asiática, tiene previsto continuar mañana con la disputa de la semifinal y la final de K1 mujeres, en la que toma parte la campeona olímpica Maialen Chourraut, que buscará su tercera medalla tras el oro en Río y el bronce en Londres.